top of page

¡Somos lo que comemos!


En el Informe Mundial Sobre el Alzheimer de 2023, un capítulo fue dedicado a la importancia de la dieta como factor de riesgo modificable para evitar y combatir el Alzheimer. No es raro observar el número de estudios que explican la importancia de una dieta balanceada para mantener la salud mental. Estudios confirman que hay una fuerte conexión entre los Alimentos Ultra Procesados (AUP) y el deterioro cognitivo y físico, llegando a una tasa de 28% y 25% más rápido respectivamente. Además, se encontró que aquellas personas que lograban modificar aproximadamente un 10% de consumo de AUP’s lograban reducir su riesgo de demencia hasta un 19%. 


Evitar los alimentos ultraprocesados no es suficiente, también es importante una dieta balanceada. Otros estudios confirman que la salud de la microbiota (las bacterias que viven en los intestinos) tienen una amplia conexión con la salud mental y el deterioro cognitivo. Paul O’Toole de la Universidad de Cork investigó como una dieta restringida, causante de baja diversidad de microbiota, produce fragilidad y bajas puntuaciones cognitivas. Esto deja la duda, ¿existe un alimento milagroso que pueda ayudarnos a combatir al 100% el Alzheimer y las demencias? La respuesta simple es que no; sin embargo, existen también distintos puntos de vista sobre esto. 





Esencialmente, no existe ningún alimento que sea la clave para detener el declive cognitivo causado por el Alzheimer a pesar de que aún se llevan a cabo investigaciones sobre el tema. Sin embargo, existe un acercamiento mucho más práctico: lo importante es comer cosas diferentes, según lo recomienda el gobierno de los Estados Unidos con la dieta MIND. Esta dieta está caracterizada por ser esencialmente mediterránea y cuidar de la hipertensión al mismo tiempo. Frutos secos, vegetales de hoja verde, pescados con altos contenidos de Omega 3, aves de corral, cereales y aceites sanos como el de oliva son esenciales para una dieta rica y balanceada. Agregar a la dieta de cada uno distintos tipos de comida es clave para evitar el deterioro cognitivo.


La comida es parte esencial en la vida de todos. Una dieta desbalanceada o restringida va a tener repercusiones a corto plazo como cansancio crónico, depresión o desnutrición y a largo plazo, como la demencia y desarrollo cognitivo incompleto. A pesar del desarrollo de la ciencia alimenticia, todavía se está experimentando y cada día se encuentra nueva información. La dieta MIND tal vez no se pueda aplicar en Ecuador, pero posibles estudios podrían llevarnos a una dieta equivalente local. Al fin y al cabo, es importante saber que nos llevamos a la boca y tratar de que sea siempre lo más variado posible.



Referencia:

Long, Simon. “Riesgos Para La Salud Física. Cómo Afecta El Cuerpo al Cerebro.” Informe Mundial Sobre El Alzheimer, 2023,

 







Comments


Más Artículos Revista Edición Octubre 2023

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube
bottom of page