¿Qué es Demencia?

 

La Demencia causa trastornos que afectan al cerebro. Las personas que la pedecen dejan de llevar sus vidas de manera normal, pierden la capacidad de resolver problemas y controlar sus emociones. La pérdida de memoria es un síntoma común de la demencia así como la presencia de problemas serios de lenguaje. El Alzheimer es un tipo de demencia y abarca más del 60% de todas las demencias.

 

 

¿Qué es el Alzheimer?

 

La término Alzheimer debe su nombre al Doctor Alois Alzheimer, neurólogo alemán, quién descubrió problemas fuertes de memoria en una paciente. El Alzheimer es una enfermedad degenerativa y progresiva que afecta al cerebro causándole debilidad y desorientación. Comienza con vértigos e insominos leves así como dolores de cabeza. 

 

 

La pérdida de memoria aparece más adelante, el cambio de humor es otro de los síntomas más notables así como la falta de concentración. El origen de la enfermedad es desconocido y aún no se encuentra una cura. Lentamente vemos como nuestro ser querido tiene dificultad en manejar sus emociones, recordar y coordinar movimientos. 

 

Casi la mitad de las personas mayores de 85 años y la mitad de las personas de los centros de reposo sufren Alzheimer. Es la cuarta causa de muerte en adultos mayores y con cifras crecientes lo que hace suponer, sino se desarrollan los tratamientos adecuados, que tendremos un pandemia para mediados de siglo. Por esto la FDA cataloga los medicamentos para la enfermedad de Alzheimer en el nivel más alto de prioridad para su estudio, en la misma categoría de los medicamentos para el SIDA, el cáncer y otras enfermedades potencialmente mortales.

¿Qué podemos hacer?

Realizar ejercicio cardiovascular protege a nuestros cerebro contra el Alzheimer y otras demencias. Podemos incluir en nuestra rutina actividades como: caminar, trotar, correr, montar bicicleta, bailar, hacer natación, saltar, hacer aeróbicos. 

Aprender cosas nuevas estimula nuestro cerebro y es también uno de los principales medios para protegerlo contra el Alzheimer y  otras demencias. 

Socializar es otro de los factores que protege nuestro cerebro. Al socializar exigimos a nuestro cerebro un esfuerzo adicional y, por lo tanto, hacemos que se ejercite. 

Dormir bien es fundamental para cuidar nuestro cerebro. El sueño profundo permite la desintoxicación del cerebro, elimina desechos, entre ellos proteínas dañinas relacionadas con el Alzheimer. 

 Factores de riesgo

La depresión es un factor de riesgo del Alzheimer y otras demencias. Si no es tratada tempranamente puede implicar un aumento del 90% en el peligro de sufrir Alzheimer.

La inactividad, el mantener un estilo de vida sedentario incrementa del 40 al 80% el riesgo de tener Alzheimer. 

Tener un nivel de educación bajo incrementa del 40 al 80% el riesgo de tener Alzheimer. 

Fumar incremente en un 60% el riesgo de padecer Alzheimer. 

Tener obesidad en la mediana edad aumenta en un 60% el riesgo de padecer Alzheimer. 

La diabetes es también un factor de riesgo, si no es tratada adecuadamente incrementa en un 40% el riesgo de tener Alzheimer. 

Ser mujer incrementa el riesgo de padecer Alzheimer, ya que las mujeres tienen una esperanza de vida más alta y a su vez la menopausia hace que pierdan estrógenos y se vuelvan más vulnerables. 

Cada 3 segundos surge un nuevo caso de demencia y cada año aumentan más de 9,9 millones de nuevos casos, de los cuales el 70% serán personas con Alzheimer.

Para el año 2030 se calcula que habrá 74,7 millones de personas con demencia en el mundo y para el año 2050, habrá 131,5 millones de personas. 

El 58% de las personas con demencia residen en países de bajos y medianos ingresos. Se estima que para el 2030 aumentará la proporción al 63% y para el 2050, al 68%. 

Aproximadamente 3/4 de las personas con demencia a nivel mundial no han sido diagnosticadas. 

El costo estimado de la demencia a nivel mundial en 2015 es de 18 mil millones de dolares.

ALZHEIMER

EN EL MUNDO

FUNDACIÓN TASE 2019
Todos los derechos reservados.