top of page

¿Cómo manejar las conductas violentas en una persona con demencia?

Dra. Sara Aguilar

Especialista Geriátrica


Los síntomas Neuropsiquiátricos (SNP) o trastornos del comportamiento son frecuentes en las personas que viven con demencia a lo largo del curso de la enfermedad y causan un impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes y cuidadores. (1) Se han descrito tres consecuencias negativas que se observan en las personas con demencia: el deterioro funcional progresivo, los trastornos del estado de ánimo y la psicosis. Estas consecuencias, solas o combinadas, dan como resultado exacerbación de los problemas de conducta o SNP que pueden ser: agitación, depresión, apatía, delirios, alucinaciones, comportamiento impulsivo, hábitos alimenticios modificados y trastornos del sueño.


"Los SNP representan un desafío común que pueden ocurrir a lo largo de la progresión de la demencia, son particularmente frecuentes en las etapas intermedias y tardías de la enfermedad."

Estos comportamientos pueden ser difíciles de manejar en los hospitales, en la casa o en los centros de cuidados crónicos y pueden causar angustia a los cuidadores y a los propios pacientes. La detección temprana de los SNP es una recomendación general para todos los pacientes que sufren algún tipo de demencia. Para manejar estos síntomas de manera efectiva, deben describirse con precisión, esto ayudará a identificar los potenciales riesgos que se relacionan con su presencia. Además, es importante comentar que los SNP pueden estar relacionados con la situación de salud del paciente, del cuidador, y del entorno, y pueden ser modificables. El enfoque DICE: que consiste en Describir, Investigar, Crear y Evaluar, puede proporcionar un método estructurado para evaluar y tratar los SNP en cada visita médica.


Las estrategias de manejo farmacológico debe concentrarse especialmente en la depresión, así como los trastornos del sueño: por ejemplo, el insomnio. Se debe minimizar el uso de antipsicóticos; sin embargo, los antipsicóticos pueden ser necesarios para potenciar los antidepresivos en algunos casos (2).

Por otro lado, múltiples estudios han demostrado utilidad de tratamientos no farmacológicos de los SNP incluso como tratamiento de primera línea y deben dirigirse a los pacientes, cuidadores e involucrar al personal de salud cuando sea posible.


"Un enfoque no farmacológico debe incluir: educación sobre la demencia y los SNP asociados, comprender las causas de los SNP es crucial para manejar su presencia y encontrar soluciones que puedan mitigar su impacto."


A menudo, los comportamientos que se atribuyen a las personas con demencia se derivan de factores ambientales o propios del paciente, como podría ser el dolor físico, que frecuentemente se asocia a dificultades para verbalizarlo, evaluar y tratarlo adecuadamente.

Es importante, para la mayoría de los cuidadores, la capacitación en habilidades requerida para manejar estos síntomas. Se necesita más investigación para explorar las causas de las SNP y evaluar estrategias de tratamiento basadas en evidencia adaptables a hogares y centros de cuidados en todo el mundo. (3)


El especialista en atención de la demencia puede trabajar individualmente con los cuidadores para ayudar a comprender y controlar los síntomas o conductuales difíciles. Algunos estudios respaldan el efecto de la música o (musicoterapia) en muchas áreas de la rehabilitación física, cognitiva y psicosocial. El efecto de la música sobre los síntomas conductuales y psicológicos de la demencia se basan en escuchar o hacer música; los adultos mayores con demencia sometidos a actividades musicales presentan menos ansiedad. Otro estudio mostró en pacientes con Enfermedad de Alzheimer una reducción significativa en el comportamiento disruptivo y una mejora en los comportamientos sociales positivos, durante la presencia de la música. Cooke et al. analizaron el efecto positivo de la música sobre la calidad de vida (QoL), la depresión, la agitación y la ansiedad, la música fue más efectiva que las actividades educativas y ocupacionales, revelando una reducción significativa de SNP (delirios, agitación, ansiedad, apatía, irritabilidad, actividad motora aberrante, trastornos del sueño). Esta revisión demostró que las intervenciones musicales tienen el potencial de mejorar los síntomas cognitivos y depresivos asociados con el deterioro cognitivo, incluso en etapas tempranas. Otros síntomas, como ansiedad, apatía, y depresión, tuvieron beneficio a las intervenciones musicales al comparar con otras medidas no farmacológicas, tanto de manera grupal o individual. (4)


"Por otro lado, se han identificado disparadores del SNP en las personas con demencia como; fatiga, cambios en la rutina, niveles de estimulación inapropiados, exigencias excesivas, percepción de pérdida y delirio; la identificación y el tratamiento de estos y otros disparadores pueden mejorar estos síntomas."


Otras intervenciones específicas para el paciente son: terapias de reminiscencia, de validación y de presencia simulada, entrenamiento y rehabilitación cognitiva, acupuntura y terapia de luz. Pero los resultados de su efectividad en estudios clínicos todavía es limitada y su recomendación debe ser siempre individualizada y respetando las preferencias del paciente, de la familia y/o cuidadores.


Referencias:

1.- Gerlach LB, Kales HC. Managing Behavioral and Psychological Symptoms of Dementia. Psychiatr Clin North Am. 2018 Mar;41(1):127-139. doi: 10.1016/j.psc.2017.10.010. Epub 2017 Dec 7. PMID: 29412841.

2.- Buhr GT, White HK. Difficult behaviors in long-term care patients with dementia. J Am Med Dir Assoc. 2007 Mar;8(3 Suppl 2):e101-13. doi: 10.1016/j.jamda.2006.12.012. PMID: 17352973

3.- Volicer L. Behavioral Problems and Dementia. Clin Geriatr Med. 2018 Nov;34(4):637-651. doi: 10.1016/j.cger.2018.06.009. Epub 2018 Aug 24. PMID: 30336992.

4.-Kali S. Thomas, Rosa Baier, Cyrus Kosar, Jessica Ogarek, Alissa Trepman, Vincent Mor

Individualized Music Program is Associated with Improved Outcomes for U.S. Nursing Home Residents with Dementia The American Journal of Geriatric Psychiatry, Volume 25, Issue 9, 2017, pp. 931-938




 














Comments


Más Artículos Revista Edición Octubre 2023

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube
bottom of page