¿Nuevo tipo de demencia identificado?

Textos recuperados de Alzheimer's Disease International

Resumido y traducido por Fundación TASE


Un artículo publicado en la revista Brain, el 30 de abril de 2019, ha identificado un trastorno cerebral que parece imitar las características clínicas de la enfermedad de Alzheimer. Este trastorno, conocido como LATE (encefalopatía TDP-43 relacionada con la edad con predominio límbico), parece estar relacionada con la acumulación de una proteína, TDP-43, en el cerebro, mientras que la enfermedad de Alzheimer se relaciona más comúnmente con otras dos proteínas cerebrales: la proteína amiloide y tau.


Los autores del informe mencionan que LATE parece afectar a los "más ancianos", es decir, personas mayores de 80 años, según un trabajo que analizó la evidencia de miles de resultados post-mortem.


Debido a esto surgen preguntas interesantes y desafiantes sobre el diagnóstico y cómo evaluar a las personas de forma no invasiva y económica. También plantea interrogantes sobre los ensayos clínicos y, en última instancia, planteará interrogantes sobre las opciones de tratamiento. Aún se desconoce cuántas personas pueden tener LATE.


Kate Swaffer, presidenta y directora ejecutiva de Dementia Alliance International, señaló lo siguiente:


“Esta última investigación es de gran interés para los miembros de Dementia Alliance International, especialmente porque muchos son cuestionados regularmente sobre la validez de sus propios diagnósticos, especialmente aquellos que viven con demencia de inicio más joven. Si bien esto se relaciona con adultos mayores con deterioro cognitivo, cuanta más investigación respalde un diagnóstico más preciso de la enfermedad de Alzheimer, se conducirá a investigaciones más específicas y, con suerte, también tratamientos. Y finalmente todo esto se reflejará en el aumento de la precisión de todos los diagnósticos de demencia ".


El Dr. Alireza Atri, Copresidente del Panel Asesor Médico y Científico de ADI, mencionó:


“Este informe oportuno del grupo de trabajo de consenso respalda una base de evidencia acumulada con respecto a la importancia de determinar las contribuciones independientes e interrelacionadas de múltiples vías de enfermedad para el deterioro cognitivo en la vejez, el deterioro cognitivo y la demencia. Es poco probable que los tratamientos futuros sean altamente efectivos a menos que aprendamos a diagnosticar con mayor precisión y utilizar combinaciones de enfoques dirigidos y personalizados para impactar todos los factores relacionados con el envejecimiento, la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad que no es de Alzheimer que a menudo se combinan para causar síntomas en un adulto mayor. . "









Más Artículos Revista Edición Noviembre