top of page

Testimonios de Cuidadores

El amor que me enseño mi papá

Beatriz Cordero




Los problemas de memoria de Papi empezaron a raíz de un micro infarto cerebral en el 2007, 2 años después de que le habían diagnosticado cáncer a Mami. Él le acompañó y cuidó de ella durante toda su enfermedad y mientras la enfermedad de Mami avanzaba, el deterioro de memoria de papi comenzaba a ser notorio, a pesar de que él trataba de disimular.


Al morir Mami en el año 2011, Papi fue perdiendo precipitadamente todo interés de trabajar, empezó a caer en depresión y es a partir de ese momento que se evidenciaron síntomas iniciales de confusión y pérdida de memoria, luego de varios exámenes, le llevaron a ser diagnosticado con un Deterioro Cognitivo Grave, en el año 2016. Para el 2018, los eventos de pérdidas de memoria inmediata eran constantes y progresivos, así como la presencia de comportamientos sin explicación y es aquí cuando su diagnóstico cambió a Alzheimer en etapa inicial.


Por varias ocasiones habíamos intentado que viniera a radicarse en Quito, pero él nunca lo quiso, ya que toda su vida había vivido en Riobamba. La llegada de la pandemia, el aislamiento, la falta de sociabilización y sobre todo el no tener actividad física, hicieron que la enfermedad que había sido diagnosticada se acelere.


En julio del 2022 viene a Quito con una descompensación post COVID y es cuando junto con mis hermanos tómanos la decisión de que se quede a vivir aquí, paro lo cual había que tener todo un equipo de apoyo, si queríamos que este cambio de vida funcione.

Fundación TASE nos abre sus puertas y él descubre un lugar seguro, cambia totalmente su actitud, regresa a ser la persona que siempre fue, sociable, alegre, jovial; por otro lado, todos en casa comenzamos a manejar rutinas, a mimarle y sobre todo acompañarle en el día y en la noche, considerando que ya no puede estar solo.


"Este ha sido un manejo permanente para ayudarle a encontrar respuestas, empezando desde las cosas más simples hasta las cosas más complejas, ayudándole a superar los momentos de frustración que tiene a causa de que sus los recuerdos del paso cada vez son más confusos y su memoria inmediata ya no está ahí."

Hoy disfruto cada minuto que estoy con él, juego con él, me rio con él, canto y bailo con él. Mi única meta es mantenerle feliz y seguro, lo hago con todo el amor que él mismo me enseñó. Ahora que los roles han cambiado y que hoy soy cuidadora de mi cuidador, solo puedo decir que es esto, es una bendición.

 









Comments


Más Artículos Revista Edición Octubre 2023

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube
bottom of page