Consejos para el mejor cuidado del adulto mayor con demencia


EDITORIAL


Autor

Dra. Susana Muñoz Yépez

Geriatra & Cuidados Paliativos



El cuidar de una persona con demencia puede ser gratificante y a la vez un gran desafío. Puede proporcionar alegría, un sentido de propósito, crecimiento personal, un sentimiento de cercanía a la familia. Sin embargo, esta labor también puede ser estresante y puede traer consigo frustración, sufrimiento, fatiga, aislamiento social y dificultades económicas.


Para tratar de que el adulto mayor con demencia y la persona que lo cuida mantengan una adecuada calidad de vida, se debe crear un ambiente lo más favorable posible, por lo que a continuación se describen algunas recomendaciones que confiamos serán de utilidad para los cuidadores.


- Establezca rutinas, pero mantenga las cosas normales: Por rutina, se entiende realizar las actividades de la vida diaria en una forma ordenada y precisa, estableciendo horarios, espacios y personas con las que se realizan estas actividades, como baño y aseo personal, alimentación, vestido, suministro de medicamentos, siestas o sueño nocturno, entre otros. Para la persona que padece demencia, la rutina puede representar seguridad y autonomía. Además, ayuda a que el cuidador sistematice sus tareas diarias, permitiéndole tiempo libre para su autocuidado.


- Independencia y autonomía, claves para mantener la dignidad: El mantener la independencia de la persona con demencia le permitirá mantener su autoestima y así mismo, puede disminuir la carga que debe soportar el cuidador. En la medida de lo posible, trate a la persona de la misma manera que lo hacía antes de la enfermedad. Es necesario que esta conserve su independencia y autoestima durante el mayor tiempo que sea posible.


- Estado de ánimo positivo para una mejor interacción: La actitud y el lenguaje corporal comunican los sentimientos y pensamientos con más fuerza que las palabras. El cuidador debe intentar mantener un estado de ánimo positivo, hablando con su ser querido de una manera agradable y respetuosa. Hacer que la comunicación verbal y la no verbal coincidan. La mirada y la expresión facial deben procurar evitar mostrar preocupación. Se recomienda usar expresiones faciales, tono de voz y contacto físico, que demuestren cariño y afecto.


- Mantener la atención de la persona con demencia: Es necesario limitar las distracciones y el ruido, especialmente cuando el enfermo padece de disfagia (dificultad para la deglución) secundaria al proceso neurodegenerativo producido por la demencia. En ocasiones, será necesario apagar la radio o la televisión, cerrar cortinas o la puerta de la habitación en la que se encuentra o inclusive moverse a un lugar más tranquilo.

Antes de hablarle a la persona, asegúrese de que tiene su atención, siempre diríjase a la persona por su nombre, use señales no verbales y caricias para ayudarle a mantenerse concentrada. Si el enfermo está sentado, siéntese a su mismo nivel e intente mantener el contacto visual.


- Exprese su mensaje claramente: Es necesario usar palabras y oraciones sencillas. Hablar despacio, gesticulando claramente y en un tono tranquilizador. Si la persona no le ha entendido la primera vez, use las mismas palabras y repita su mensaje o pregunta. Si todavía no entiende, espere unos minutos y reformule la pregunta y repita cuantas veces sea necesario.


- Realice preguntas sencillas y fáciles de responder: Es importante que realice una pregunta a la vez, aquellas preguntas con respuestas sí o no funcionan mejor. Abstenerse de hacer preguntas abiertas o dar demasiadas opciones. Por ejemplo, pregúntele “¿Te gustaría usar la camisa blanca o la camisa azul?” Mejor todavía, es mostrarle las opciones porque las indicaciones visuales y las pistas pueden ayudar a aclarar su pregunta y pueden guiar la respuesta.


- Escucha con tus oídos, ojos y principalmente tu corazón: Sea paciente esperando la respuesta de su ser querido. Si tiene dificultades para encontrar una respuesta, está bien sugerirle palabras. Esté atento a las señales no verbales y al lenguaje corporal, y responda apropiadamente. Esfuércese siempre para escuchar el significado, y los sentimientos detrás de las palabras.


- Cuando las cosas se pongan difíciles, distraiga y redirija: Si su ser querido se altera o se agita, intente cambiar de tema o de ambiente. Por ejemplo, pídale ayuda, sugiérale salir a caminar o cambie de actividad. Es importante brindar confort, consuelo y dar una respuesta que responda a la emoción de su ser querido, antes de redirigirlo. Por ejemplo, podría decirle algo así: “Veo que te sientes triste, lamento que estés molesto. Vamos a buscar algo de comer”.


Las personas con demencia a menudo se sienten confundidas, ansiosas e inseguras de sí mismas. Además, a menudo se confunden con la realidad y pueden recordar cosas que en realidad nunca ocurrieron. Evite tratar de convencerlos de que están equivocados. Responda con expresiones verbales y físicas de apoyo y tranquilidad. Tómelo de la mano, acarícielo, abrácelo o elógielo para conseguir calmarlo.

- Recuerda los buenos viejos tiempos: as se pongan difíciles, distraiga y redirija: Recordar el pasado es a menudo una actividad tranquilizadora y reafirmante. Las personas con demencia tienen dificultad para recordar lo que sucedió hace menos de una hora, por lo tanto, evite hacer preguntas que dependan de la memoria a corto plazo, como preguntarle a la persona qué almorzó.


- En cuanto al espacio físico: Se recomienda que esté libre de muebles, objetos como alfombras y adornos que puedan provocar caídas. Es conveniente poner relojes y calendarios en sitios visibles, para que se oriente en el tiempo. En algunos casos, es necesario instalar una luz nocturna permanente para evitar caídas si se despierta durante la noche. Los suelos deben estar siempre secos y sin obstáculos para evitar resbalones.


Por último, sabemos que cuidar a una persona con demencia requiere de mucho tiempo y esfuerzo, por lo que es importante que el cuidador también encuentre tiempo para cuidarse. Pida ayuda cuando la necesite, tome descansos durante el día, pase el tiempo con amigos/familia o realice algún pasatiempo que le distraiga y disfrute, realice actividad física y tenga una alimentación adecuada.








 





Más Artículos Revista Edición Noviembre

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube