¿Tratamiento para el Alzheimer?


Hasta hace muy poco, no existía algún medicamento aprobado para tratar el Alzheimer. Sin embargo, el 7 de junio de este año, la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el uso Aducanumab como medicamento para atacar el proceso de la demencia. Este fármaco sería usado para tratar las fases tempranas del Alzheimer. El aducanumab tendría la capacidad de retrasar el deterioro y progreso de esta enfermedad, más no para tratar a personas con demencia severa.


Si bien ya existían diferentes medicamentos con la capacidad de tratar diferentes síntomas que la enfermedad de Alzheimer produce, como lo son el donepezilo o la memantina, que podrían mejorar la memoria, la conciencia y la capacidad de realizar ciertas funciones; el aducanumab, es un medicamento que sería administrado para desacelerar la progresión del Alzheimer. Patrizia Cavazzoni, directora del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA menciona que “las terapias disponibles actualmente solo tratan los síntomas de la enfermedad; esta opción de tratamiento es la primera terapia que se enfoca y afecta el proceso de la enfermedad subyacente de la enfermedad de Alzheimer… lo que puede estimular más investigación e innovación ".


¿De qué manera funciona este medicamento?


Como sabemos, en el cerebro de aquellas personas que sufren de Alzheimer se forman depósitos anormales de ciertas proteínas. Estas proteínas, denominadas beta-amiloide y proteína tau se acumulan dentro y alrededor de células cerebrales. Además, se disminuyen los neurotransmisores, que permiten la transmisión de información desde una neurona hacia otra.


El medicamento, aducanumab, es un anticuerpo que se dirigiría hacia la proteína beta amiloide y así, a través de esta interacción, eliminaría los depósitos de esta proteína, lo que ralentizaría el deterioro cognitivo en personas en las primeras etapas de la enfermedad. La administración de este medicamento se realiza a través de una infusión intravenosa mensual. Dentro de los diferentes efectos secundarios posibles tras usar este medicamento están el dolor de cabeza, diarrea, confusión, etc.


A pesar de la aprobación de este fármaco, existe aún mucha controversia sobre su uso, ya que no se ha mostrado aún claramente si las personas tienen menos síntomas de la enfermedad de Alzheimer si toman el medicamento, por lo que la FDA ha pedido otros ensayos para verificar su eficacia.


En caso de considerar usar este tratamiento, es importante considerar todos los aspectos sobre este medicamento y discutirlo con su profesional de salud de confianza.



Más Artículos Revista Edición Noviembre