Leer promueve la activación cerebral y fortalece la memoria en los Adultos Mayores

EDITORIAL

Por Edwin Arias

Fortalecer el hábito de la lectura desde una edad temprana, es una decisión que toda persona debería considerar debido a los beneficios futuros que esta pueda acarrear. La lectura, es un hábito que no solamente enriquece el vocabulario sino también el conocimiento y cultura de las personas, presenta distintas ventajas en la ralentización del deterioro cognitivo.



Al igual que el resto de nuestro músculos, el cerebro debe ser ejercitado permanentemente a fin de mantenerlo en forma y saludable.

De acuerdo con la información recaudada de Salud.ideal (blog especializado en salud), cuando leemos se activan tres zonas principales a lo largo del proceso de lectura y comprensión del texto leído:





El área de Broca en el lóbulo Frontal:

Zona encargada de controlar la capacidad del habla, por lo que al leer su función se remite a transformar las palabras en código auditivo, independientemente de si la persona se encuentra leyendo en silencio o en voz alta.


El área de Wernicke en el lóbulo temporal.


El área de giro angular en el lóbulo parietal:

Estas dos áreas trabajan en conjunto para descifrar los códigos de la escritura y traducirlos a sonidos. Siendo así; que cuando el ser humano aprende a leer, la activación del sistema visual permite reconocer las letras y por otro lado el habla, reconocer los sonidos; logrando establecer relaciones que permiten comprender y brindarle un significado al texto. Salud Ideal nos indica también que dependiendo del género de literatura que el individuo se encuentre leyendo, podrá activar diferentes áreas cerebrales, dado que la lectura mantiene una estrecha relación con las emociones y por ende estas variarán para acomodarse al género escogido.

Como se puede observar, la lectura mantiene al cerebro activo y por tanto ejercita la creación y mantenimiento de conexiones neuronales. Disponer de un cerebro más fuerte, permite una resistencia mayor de la mente frente al deterioro cognitivo y lesiones.

La memoria, es un ámbito que se encuentra sumamente beneficiado por la lectura, dado que el individuo se encuentra expuesto a una amplia cantidad de información donde se consideran distintas historias, varios personajes y palabras; mantener el hilo narrativo y la temporalidad de las historias, fortalece la estimulación de la memoria y las capacidades cognitivas; además, la concentración requerida para desarrollar esta actividad supone otro beneficio importante para el cerebro.

En el portal “Canitas”(2021), página web mexicana cuyo objetivo es proveer información sobre adultos mayores a la comunidad, se recomienda la lectura de libros de ficción por la estimulación que este ofrece en la creatividad y razonamiento, además de que este género literario promueve la empatía, inteligencia emocional y contribuye en la toma decisiones; permitiendo al individuo sentir mayor felicidad y satisfacción.


Entre otros de los beneficios que se encuentra en la lectura, está la relajación que se produce y por ende el resultado en la calidad de sueño; siendo así que se recomienda el hábito de la lectura en la noche, antes de ir a la cama. La aplicación de este hábito, indirectamente aporta al buen funcionamiento neuronal y por ende en un mejoramiento en el funcionamiento cognitivo.







Más Artículos Revista Edición Noviembre

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube