La voz del Adulto Mayor



Por Galud Almeida.

EL REGALO DE SENTIR Y TRASCENDER


Conocí TASE hace un poco más de 5 años, un lugar precioso, lleno de amor para todos aquellos quienes necesitamos una vida activa y feliz.


Como familia buscamos apoyo cuando mi papá inició con problemas de Alzheimer, la fundación nos guió para poder ayudarlo con diferentes tipos de terapias.


Nunca imaginé que años después, yo iba a participar como él lo hizo, estoy por cumplir 70 años y TASE se ha convertido en un espacio de amistad, confianza y calidad humana.


Los años van pasando y nuestra mente necesita ayuda para estar activa, dentro de las terapias virtuales compartimos las aventuras de nuestras vidas, contamos nuestras historias, anécdotas y ahora hasta talentos culinarios.


Cada vez que nos reunimos la amistad, cariño y risas no faltan; nos llenamos de energía y nos sentimos nuevamente colegialas. Es tan natural el ambiente que nos sentimos en plena confianza, estamos pendientes para ayudarnos siempre, además me gusta sentir que mi mente trabaja para mantenerse activa, esto me hace sentir bien, me hace sentir vida.



No quiero dar permiso a que estos olvidos locos estorben mi vida, no quiero que mi mente pierda los lindos recuerdos que estoy construyendo y todos los que me faltan por vivir, la vida es un regalo divino, por lo tanto, tenemos la obligación de hacer todo lo posible por envejecer bien, ya que la vida no se trata solo de dejar que los años lleguen, si no, que cuando lleguen nos encuentren CADA VEZ MEJOR.









Más Artículos Revista Edición Noviembre