El Hogar de la persona con Alzheimer: Tips para el hogar y la familia

Por: Cristina Calderón

Directora Residencia TASE




Cuando un ser querido es diagnosticado con Alzheimer surgen muchas inquietudes pero sobre todo ¿cómo afectará la pérdida de memoria a la persona a lo largo de los años?


Uno de los síntomas más importantes y relevantes de la enfermedad de Alzheimer es la desubicación en el tiempo y en el espacio. Personas que han vivido toda su vida en una casa, con el paso del tiempo y el aumento del deterioro, se ven perdidos en su propio hogar, les es difícil reconocerlo y ubicarse. No saben dónde queda el baño, la cocina, el dormitorio, el jardín, etc. Este síntoma, que en la mayoría de personas con Alzheimer ocurre a mediano plazo, puede producir ansiedad y depresión por eso es muy importante adecuar el hogar y brindar espacios donde la persona se siente tranquila y en un lugar familiar.


A continuación detallaré tips para el hogar, mismos que ayudarán al familiar para un mejor cuidado y a la persona con Alzheimer para sentirse más tranquila y segura:


-Mantener espacios abiertos iluminados y cálidos.

-Retirar todos los objetos que puedan ser un obstáculo como alfombras, mesas, sillas.

-Eliminar todos los objetos que puedan estar en el suelo como cables, juguetes, etc.

-Colocar en los lugares de más riesgo, como escaleras o baños, pasamanos para que la persona pueda apoyarse y movilizarse con seguridad.

-Evitar pisos mojados o que sean resbalosos.

-El dormitorio tiene que ser un espacio de relajación y que invite al descanso. Debe ser bien iluminado para vestirse o antes de dormir y se puede utilizar una luz baja para poder ubicarse en la noche al momento de movilizarse al baño.

-Evitar en toda la casa tener muchos objetos que causen confusión o distracción.

-Comer debe ser uno de los mejores momentos del día por lo tanto la comida debe oler rica y el comedor debe estar limpio y ordenado al momento de servirse los alimentos. Es mejor comer todos en familia y disfrutar de ese momento juntos.

-Establecer un horario fijo para las comidas. De tal manera que nuestro ser querido ya esté predispuesto a comer en un horario establecido.

-Los medicamentos deben estar en un lugar seguro y sin acceso fácil; solo se deben suministrar única y exclusivamente en el horario establecido por el médico. NO se debe automedicar jamás.

-Tener en la casa áreas bien definidas como: lugar para descanso, lugar para realizar actividades como físicas y/o cognitivas, lugar para comer. Esto le ayudará a la persona a sentirse segura y saber qué se debe hacer en cada lugar.

-El momento del baño debe ser de relajación y disfrute. El agua caliente, baño iluminado y con las seguridades adecuadas para evitar caídas como pasamanos o sillas de baño.

-Mantener una rutina diaria como hora de levantarse, bañarse, alimentarse, realizar ejercicio físico, cognitivo y hora de descansar. Este horario se debe mantener los 7 días de la semana.

-Conocer a fondo a nuestro ser querido para poder realizar actividades que le interesen o le distraigan.

-Establecer horarios para el cuidador. Es preferible que existan varios cuidadores y no uno solo pues el desgaste del cuidado puede aparecer y así el cuidado no será el adecuado. Es importante que cuando se cambie de turno se transmita toda la información para que así el cuidador que viene sepa que hacer y cómo ha pasado su ser querido en las horas anteriores.



El hogar debe ser un lugar seguro, donde la persona con demencia se sienta tranquila y en paz; así mismo que el cuidador pueda asistir de la mejor manera y aprovechar al máximo su tiempo de cuidado a su ser querido. Nunca olvidemos que el amor es el ingrediente principal para todo lo que hacemos.



Más Artículos Revista Edición Noviembre

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn