top of page

El Aislamiento Social de una persona con Alzheimer

Dra. Danitza Cimeara

Especialista Geriatra


Pedro tiene 76 años y le diagnosticaron Alzheimer hace un año y medio. Pedro vive solo y es independiente para sus actividades básicas como vestirse, bañarse, ir al baño, etc; sin embargo, su hija, quien vive cerca, le ayuda a hacer las compras del hogar y con los asuntos económicos, pues Pedro ya tiene “dificultad” para estas tareas.

Cada vez Pedro sale menos de su casa… ya no va las reuniones de sus amigos del barrio, cada vez que su hija lo quiere llevar a pasear prefiere quedarse en casa porque ya empieza a molestarle los ruidos externos, el bullicio de los centros comerciales e incluso el ruido que hacen sus nietos… cada vez sale menos de su casa….


Esta es una realidad que viven muchas familias y cuidadores que tienen un familiar con enfermedad de Alzheimer. Este aislamiento social, que puede empezar de una manera muy sutil, puede llevarnos a grandes problemas más adelante, puesto que tiene un impacto en el bienestar físico, emocional y globalmente en la calidad de vida de las personas que viven con enfermedad de Alzheimer.


"La falta de interacción y participación en actividades sociales puede conducir a un estilo de vida sedentario, que aumenta el riesgo de problemas de salud cardiovascular, y progresivamente a moverse menos, a estar más sedentarios y esto, conllevar a la sarcopenia y debilidad muscular."

Además, esta falta de estimulación física puede acelerar el deterioro cognitivo y la pérdida de habilidades motoras y así también puede tener un impacto significativo en el bienestar emocional de los pacientes con Alzheimer. La falta de interacción social y el distanciamiento de familiares y amigos puede generar sentimiento de soledad, tristeza y ansiedad y así contribuir a un aceleramiento del deterioro cognitivo que puede conllevar a un aumento de trastornos del comportamiento como la agitación, la irritabilidad e incluso la agresión verbal y física.


Pero ¿cuáles son las causas del aislamiento en las personas con Alzheimer?, dentro de las posibles causas está la misma pérdida de memoria, la dificultad de comunicarse como lo hacían previamente, la falta de reconocimiento de amigos y familiares y para muchos pacientes al “notar estas pérdidas” o que no cuentan con los mismos recursos que antes, prefieren no ir a las reuniones de amigos y familiares y poco a poco se van aislando.


"Esta falta de conexión social y la ausencia de experiencias compartidas, puede disminuir su sentido de pertenencia y propósito, lo que a su vez puede empeorar su estado emocional y su percepción de satisfacción en la vida."

¿Cuáles serían algunas estrategias para combatir el aislamiento de las personas con Alzheimer?


  • Participar en actividades grupales: organizar actividades grupales adaptadas a las capacidades y preferencias de cada persona: clases de música, arte, jardinería, actividad física o terapia ocupacional. De esta manera se fomenta la interacción social y se estimula el bienestar emocional.

  • Estimulación cognitiva: programas de estimulación cognitiva diseñados específicamente para las personas con Alzheimer como juegos de memoria, rompecabezas, actividades de atención y concentración, puesto que se estimulan las diferentes áreas cognitivas y ayudan a reducir el aislamiento.

  • Uso de tecnología: introducir el uso de dispositivos tecnológicos como tablets o teléfonos inteligentes para comunicarse con familia y amigos que puedan estar lejos. Las videollamadas y las redes sociales pueden ser herramientas interesantes para mantener el contacto y combatir el aislamiento social.

  • Grupos de apoyo: fomentar la participación en grupos de apoyo, tanto para las personas con Alzheimer como para sus familiares y cuidadores. Estos grupos brinda un entorno de apoyo emocional y permiten compartir experiencias y vivencias, y además de recibir apoyo y consejos se crea un grupo social con afinidad.

  • Visitas regulares de familiares y amigos: la presencia y el apoyo de familiares y amigos son fundamentales para combatir el aislamiento. Establecer horarios regulares de visitas promueve la participación de las personas con Alzheimer en las actividades familiares, siempre sin perder de vista la importancia de adaptarse a las necesidades y capacidades individuales de cada paciente.

  • Ambientes seguros y acogedores: crear ambientes seguros y acogedores para las personas con Alzheimer, utilización de señalética clara y espacios accesibles para facilitar la movilidad y la orientación, así como proporcionar áreas tranquilas y confortables donde la persona con Alzheimer se sienta cómoda y pueda socializar y relajarse. Aquí, los familiares y amigos tienen un papel clave en generar ambientes, entornos y conversaciones cómodas que sean agradable para la persona con Alzheimer.


Cada una de estas estrategias deben ser cuidadosamente adaptadas a cada persona y a cada necesidad y así también, van a ir cambiando dependiendo del avance de la enfermedad. La clave es promover la interacción social y el bienestar emocional de la manera más respetuosa y compasiva enfocada a cada uno de los pacientes con sus necesidades específicas.


"La capacitación y apoyo a los cuidadores sobre estrategias de comunicación efectiva, manejo del comportamiento y del cuidado personal son claves para ayudar al cuidador también a mantenerse física y emocionalmente saludable y de esta manera beneficiar a las personas con Alzheimer."

 













Comments


Más Artículos Revista Edición Octubre 2023

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube
bottom of page