Después del diagnóstico de Alzheimer¿Qué viene?

EDITORIAL

Por María José Añasco

Recibir un diagnóstico de Alzheimer puede ser complejo y difícil, no solo para quien la sufre, sino también para todo el entorno familiar, sin embargo contar con información confiable resultará de gran ayuda para saber que esperar a futuro y qué aspectos de la vida se deben revisar en esta nueva etapa. A continuación una serie de temas a verificar para tener una mejor planificación.



Informarse y aprender sobre esta enfermedad

Conocer más de la enfermedad y comprender cada una de sus etapas, ayudará a minimizar la incertidumbre y permitirá tomar mejores decisiones.


Programar un plan de visitas médicas Encontrar un médico especialista de cabecera (neurólogo o neuropsicólogo) con el cual la persona y la familia se sientan cómodos y confiados.



Revisar temas legales, financieros y de cuidado de salud Buscar un profesional que pueda asesorarles en los temas legales y financieros. Además prever los posibles cuidados de salud que pueda necesitar la persona en el largo plazo.


Proporcionar ayuda en las tareas diarias Se logra con acciones sencillas que ayuden a la persona a recordar, por ejemplo para la administración de la medicina diaria, se puede organizar un pastillero con la medicación de cada día. Para las actividades diarias se puede colocar un calendario en un lugar visible con los tiempos para cada tarea.


Es importante que la persona siga realizando sus actividades habituales mientras pueda mantener su autonomía e independencia.


El hogar, un lugar seguro

-Tener muchos muebles puede dificultar la movilidad, simplifiquemos el hogar.

-Eliminar de la casa elementos que generen desorden y también las alfombras pequeñas que pueden provocar una caída.

-Si la casa tiene gradas, es necesario contar con un pasamano firme y añadir cintas antideslizantes en los escalones y en las partes resbalosas de la casa.

-Retirar cortinas y alfombras con patrones complicados y limitar el tamaño y la cantidad de espejos. Estos elementos pueden confundir a una persona con Alzheimer.

-Usar letreros para recordarle cosas peligrosas. De preferencia colocar bajo llave productos de limpieza, químicos, pinturas, etc.

-En los casos en donde la persona viva sola, es importante designar un contacto de un familiar o amigo que pueda ayudar rápidamente en caso de una emergencia.


Mantenerse lo mejor posible cerebral y físicamente

Buscar un programa terapéutico de estimulación cognitiva que ayude a lentificar la llegada de las etapas de la enfermedad.

El ejercicio físico ayuda a la persona a sentirse mejor y a mantener su musculatura y corazón.

En relación a la alimentación, se debe asegurar una dieta saludable y variada en frutas, verduras, vegetales, proteínas y cereales. Evitando dulces, grasas y azúcar blanca.

Finalmente las relaciones sociales son un factor fundamental para el apoyo emocional de una persona con Alzheimer, estas conservan activo el cerebro, generan sentimientos positivos y ayudan a mantener un óptimo estado de ánimo. Apoyemos todas nuestras acciones sobre el amor, la comprensión y la paciencia, factores claves para sobrellevar esta nueva etapa de la vida.




Más Artículos Revista Edición Noviembre