La importancia de un diagnóstico oportuno de Alzheimer

Entrevista al Dr. Fernando Torres




El Alzheimer es una afectación neurológica cada vez más común en la población mundial, esta demencia abarca un conjunto de afectaciones que inciden en la memoria, el pensamiento, el comportamiento y las emociones, la enfermedad es progresiva, degenerativa y eventualmente termina afectando la capacidad de la persona para realizar todas las actividades de su vida diaria, partimos de este concepto para entender la importancia de conocer más de esta compleja enfermedad. Con este objetivo contamos con la opinión de un experto en el tema el Dr. Fernando Torres, especialista Neurólogo profesor de la Universidad San Francisco de Quito, quien nos ayudará a responder las siguientes interrogantes asociadas a este tema tan importante para todos:



Dr. Fernando Torres le agradecemos por otorgarnos este espacio, en primer lugar quisiéramos saber:


¿Cuáles son las señales de advertencia del Alzheimer? ¿Cuándo deberíamos acercarnos a un médico?


La Enfermedad de Alzheimer es la demencia más frecuente, y la presentación se espera que sea más prevalente en los próximos años en los países de bajos y medianos ingresos, probablemente relacionado a la mayor prevalencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión.

Se presenta con mayor frecuencia después de los 65 años, típicamente con manifestaciones relacionadas a trastornos de la memoria de hechos recientes, la que se conoce como memoria episódica, este proceso es progresivo, insidioso y lento. Este es el momento para acudir a un control con el neurólogo, quien sabrá abordar el problema.


¿Por qué es importante tener un diagnóstico temprano?


No todas las personas con trastorno de la memoria episódica tienen necesariamente demencia, es muy importante diferenciar las condiciones que pueden ser potencialmente resueltas, como es el caso muy frecuente de trastornos depresivos en la tercera edad.

Una vez realizado el diagnóstico de Alzheimer, una enfermedad para la cual hasta el momento no se han identificado medidas de tratamiento que la modifiquen, lo más importante es asegurar el bienestar de la persona, garantizando un entorno familiar estable y seguro, que haya alcanzado una adecuada comprensión de la compleja situación a la que tanto la familia como el paciente tendrán en el futuro. La búsqueda de ayuda cercana y especializada es fundamental para lograr mantener al enfermo con Alzheimer en las mejores condiciones de una buena calidad de vida y cuidado permanente. Sin duda el apoyo del entorno familiar es igualmente importante.


¿Qué hace a una persona más propensa a esta enfermedad? ¿Cómo reducir o minimizar los factores de riesgo?


Primeramente debo mencionar que no es una enfermedad hereditaria familiar. Esta es una de las inquietudes más frecuentes ante un caso de Alzheimer. Menos del 1% de casos de Alzheimer son familiares, y estos casos son típicamente de inicio temprano, alrededor de los 30-35 años.

Datos epidemiológicos han sugerido que los factores de riesgo para enfermedades vasculares, en particular diabetes e hipertensión arterial tienen una influencia en el aparecimiento de Alzheimer.

Por otro lado, la educación y la actividad física regular han demostrado ser las únicas estrategias para disminuir el riesgo de Alzheimer.

Por lo tanto disminuir los factores de riesgo vasculares, tales como hipertensión arterial, diabetes, mediante un estilo de vida sano, que implica no fumar, dieta saludable, actividad física regular de no menos de 150 minutos semanales y controles médicos regulares ayudan de manera importante a disminuir el riesgo.

Sin duda mantener actividad física e intelectual permanentemente, estilo de vida saludable, no solamente después de los 65 años, sino mucho antes en la vida constituyen las mejores opciones para disminuir el riesgo de llegar a tener esta enfermedad que tanto dolor causa a la sociedad.


Ciertas nuevas investigaciones sugieren que el COVID-19 podría estar acelerando la aparición o aumentando el riesgo de demencia. ¿Cuál es su opinión al respecto?


Hasta el momento no se ha demostrado que la infección SARS-CoV-2 tenga consecuencias a largo tiempo, obviamente no hay más de 20 meses de experiencia con COVID por lo tanto no se puede tener información a largo plazo. Lo que sí se ha documentado es que SARS-CoV-2 puede potencialmente agravar los trastornos cognitivos de los pacientes con enfermedad de Alzheimer.

Lo que está claramente demostrado, por otro lado, es que los pacientes con Alzheimer tienen definitivamente mayor riesgo de mortalidad por COVID.


Finalmente, quisiéramos saber, ¿qué recomendaciones puede dar a aquellas personas que han sido recientemente diagnosticadas con Alzheimer?


Las recomendaciones van dirigidas fundamentalmente a las personas cercanas al enfermo con Alzheimer.

1.- Procurar mantener a la persona con Alzheimer en las mejores condiciones de vida posibles, con los cuidados y atenciones necesarios.

2.- Es fundamental mantener feliz todo el tiempo al familiar con Alzheimer.

3.- Actividad física y mental diaria y dirigida es muy importante para lograr una mejor calidad de vida.

4.- La familia debe conocer muy bien la enfermedad de Alzheimer, lo cual es responsabilidad del médico tratante informar adecuadamente.

5.- No se debe generar expectativas falsas sobre tratamientos o medidas que detienen la progresión o curan la enfermedad.


Dr. Fernando Torres muchas gracias por tan valiosa información, indudablemente será de gran aporte para la sensibilización y concientización de esta enfermedad.



Más Artículos Revista Edición Noviembre