Actividades Lúdicas

LOS ESPECIALISTAS


Lic. Tatiana Poveda

Terapeuta Ocupacional



El término lúdico hace referencia a las actividades relativas al entretenimiento, diversión y juegos, realizadas por las personas en su tiempo libre. Estas permiten salir de la rutina diaria, relajarse y evitar el estrés, entre otros beneficios físicos, cognitivos y sociales. El uso del juego engloba la organización de historias, recuerdos, sensaciones, solidaridad, contextualizado en entornos significativos. Enriquece manifestaciones positivas como la admiración, el entusiasmo, pensamiento creativo, alegría, fomenta la sociabilidad, atención, dinamismo, diálogo, disposición a la participación, resolución de problemas, se esmeran en competir y en pasarla bien.


Otros beneficios de las actividades lúdicas pueden ser:

  • Amplía la expresión corporal.

  • Estimula la concentración y agilidad mental.

  • Mejora el equilibrio y la flexibilidad.

  • Aumenta la circulación sanguínea.

  • Ayuda a que el cerebro libere endorfina y serotonina, dos neurotransmisores que generan bienestar.

  • Estimula la inclusión social.

La Terapia Ocupacional utiliza el juego como herramienta terapéutica, la cual contempla dos actividades dentro de esta área:

  • Explorar el juego: En esta actividad el terapeuta ocupacional ayuda a la persona a identificar adecuadamente el tipo de juego y ajustarlo a sus capacidades (físicas, cognitivas o sociales) y requerimientos (juego simbólico, de reglas, etc.).

  • Participar en el juego: Consiste en desempeñar de manera adecuada el juego que aporte al disfrute y diversión. Así mismo, se trata de ser capaz de usar, obtener y mantener los utensilios y objetos del juego. El T.O. intervendrá mediante estrategias compensatorias o adaptativas.

La implementación de actividades lúdicas dentro de programas terapéuticos están adaptados a cada una de las necesidades de los pacientes, centrándose principalmente en los intereses, habilidades y capacidades preservadas. El objetivo es mejorar el estado físico, cognitivo y emocional, aumentando sus intereses, iniciativa, habilidades sociales, disminuir la ansiedad y la depresión.

Estas actividades se han clasificado en dos grupos que tienen como características principales el ser: motivadores, placenteros, creadores, libres, socializadores e integradores.


Entre estas tenemos:


Juegos al aire libre: puntería, obstáculos, bolos, sapo, cuatro en raya, cocos, jenga gigante, laberinto, etc. Algunas de las capacidades que se estimulan mientras se disfruta jugando son: destreza manual, equilibrio, disociación de movimientos, lateralidad, pensamiento lógico, competitividad, simetría postural, coordinación óculo-motriz, óculo-cefálica y óculo-manual, entre otras.


















Juegos en sala: bingo, geoplano, ruleta, topologi, cubos, fútbol de sábana, rompecabezas gigante, twister, tangram, etc. Con estas actividades estimulamos los siguientes aspectos: secuenciación motora lógica, propiocepción, atención, capacidad organizativa, percepción figura-fondo, memoria operativa, resolución de problemas, gnosias visuales, entre otras.