Novedades y Nuevas Tendencias


Por Daniela Hurtado


PRUEBAS DE LABORATORIO DE RUTINA EN EL DIAGNÓSTICO DE LA DEMENCIA


Dentro de la primera parte del Informe mundial sobre el Alzheimer se discutió acerca del diagnóstico sindrómico de la demencia, se basa en criterios clínicos, que requieren un deterioro en al menos dos dominios cognitivos y un impacto en la funcionalidad del individuo. Diferentes etiologías pueden conducir a un cuadro clínico de demencia, algunas de las cuales, como la enfermedad de Alzheimer, están relacionadas con procesos degenerativos del sistema nervioso central. Sin embargo, hay varias otras causas clínicas y, a veces, potencialmente reversibles de deterioro cognitivo que deben evaluarse en una evaluación inicial de la demencia.


En este escenario, una evaluación clínica inicial detallada es esencial para lograr un diagnóstico clínico preciso. La evaluación inicial también busca identificar la presencia de comorbilidades, término utilizado para describir dos o más trastornos o enfermedades que ocurren en la misma persona y otros factores de riesgo para el desarrollo y progresión de la demencia. No existen datos basados ​​en evidencias que justifiquen la realización de análisis de sangre de rutina específicos; sin embargo, la opinión de la mayoría de los expertos recomienda un cribado de laboratorio para detectar causas secundarias de deterioro cognitivo.


La realización de análisis de sangre es un paso importante en el proceso de evaluación y busca descartar causas clínicas (metabólicas, infecciosas, deficiencias vitamínicas y anomalías electrolíticas) que puedan estar asociadas con la condición clínica de un individuo. Este conjunto de exámenes de laboratorio incluye evaluación hematológica, función renal, hepática y tiroidea, evaluación de glucosa, electrolitos, niveles de vitaminas y marcadores sanguíneos inflamatorios e infecciosos.


La lista de pruebas de detección específicas incluye hemograma completo con recuento de plaquetas, concentración sérica de creatinina y urea, glucosa, hemoglobina glucosilada, perfil lipídico, albúmina, evaluación hepática con transaminasas y tiempo de protrombina, medición de electrolitos (sodio, potasio y calcio), medición de hormonas tiroideas, vitamina B12 y ácido fólico (en países sin fortificación con harina de folato), velocidad de sedimentación globular y proteína C reactiva. También se sugiere realizar pruebas de cribado de las principales infecciones, especialmente en personas menores de 60 años, como sífilis, VIH y hepatitis B y C (5,6).


El realizar algunos de esos análisis de sangre de rutina ayuda a descartar afecciones prevalentes, como diabetes mellitus y dislipidemia, que pueden provocar deterioro cognitivo vascular y empeorar afecciones neuropatológicas como la enfermedad de Alzheimer. Estas pruebas de laboratorio también permiten la identificación de problemas clínicos importantes que pueden conducir a un deterioro cognitivo, como insuficiencia hepática y renal. Algunas otras etiologías de demencia no son tan prevalentes, sin embargo, ya que pueden tener un tratamiento específico y posiblemente curativo, como la neurosífilis, su inclusión en esta evaluación de laboratorio de rutina inicial está justificada.


Es muy importante enfatizar en que la historia clínica de un individuo es la clave para definir qué exámenes e investigaciones deben realizarse. En los casos considerados atípicos o de inicio temprano, pueden ser necesarias más pruebas. Si una persona tiene antecedentes de alguna patología o algún síntoma sugestivo de otras enfermedades, como pérdida de peso o características de enfermedades inflamatorias, se recomendaría una mayor investigación con pruebas más específicas.


Referencias:


Gauthier S, Rosa-Neto P, Morais JA, & Webster C. 2021. World Alzheimer Report 2021: Journey through the diagnosis of dementia. London, England: Alzheimer’s Disease International.


Porcello Schilling, Lucas. (2021). Routine laboratory tests in the diagnosis of dementia. ALZHEIMER’S DISEASE INTERNATIONAL | WORLD ALZHEIMER REPORT 2021. Tomado de https://deb67c4e-9d62-4cb6-a980-cd52089a93fe.filesusr.com/ugd/ac400e_dc84618c02c24260930e0418f7f06ba7.pdf








Más Artículos Revista Edición Noviembre

  • Facebook Basic Square
  • Instagram
  • Twitter Basic Square
  • Icono social LinkedIn
  • YouTube