Entrevista al Dr. Patricio Abad: Diagnóstico de Alzheimer


El Alzheimer es la causa más común de demencia, esta enfermedad involucra la pérdida de memoria y otras capacidades cognitivas que pueden llegar a ser lo suficientemente graves como para interferir con la vida diaria de una persona.

Las personas con Alzheimer pueden tener dificultad en reconocer que tienen un problema, ya que los signos de demencia pueden ser más evidentes para los familiares o amigos. El diagnóstico de Alzheimer resulta complejo, es por eso que hoy contamos con la opinión y conocimientos de un experto en el tema. Se trata del Dr. Patricio Abad, neurólogo especialista en epileptología, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Metropolitano y docente de la Universidad Católica de Ecuador.


Hoy día nos contestará algunas preguntas sobre el Alzheimer y su diagnóstico.


Dr. Abad queremos agradecerle por su tiempo y regalarnos este espacio para resolver dudas que tienen las personas sobre cómo se diagnostica esta enfermedad. En primer lugar quisiéramos saber:


1. ¿Cuáles son los primeros síntomas y señales de una persona con Alzheimer? ¿Cuándo deberíamos acercarnos a un médico?


Casi siempre los familiares son los que notan algún cambio en los pacientes con Enfermedad de Alzheimer (EA) . Efectivamente los cambios en la personalidad, la desorientación en espacio y la repetición frecuente de las mismas preguntas o hechos preceden a la pérdida de la memoria. Quizá en una primera etapa los pacientes llegan en lo que denomina “daño cognitivo leve” que es una etapa previa al diagnóstico de EA, donde el paciente ha comenzado a presentar disminución de sus funciones mentales superiores guardando su autonomía funcional básica.


2. Una vez que la persona se acerca a consulta, ¿cuáles aspectos son evaluados por el médico? ¿qué pruebas se realizan?


La base del diagnóstico de la EA sigue siendo la clínica, esto es de los signos y síntomas que caracterizan la aparición temprana del padecimiento en el que la memoria reciente se ve afectada y en ocasiones, precedida de cambios en la personalidad del paciente. Una vez generada la sospecha clínica procedemos a realizar estudios de Resonancia Magnética a fin de determinar el volumen cerebral (atrofia) y evaluar la coexistencia de enfermedad vascular cerebral de pequeños y medianos vasos. Parte importante del análisis complementario son los estudios Neurocognitivos que utilizan varias baterías de tests debidamente validados que apoyan con gran sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de EA. La Tomografía Por Emisión de Positrones (PET) con substancias llamadas radiotrazadores puede adelantar el diagnóstico varios años antes del inicio de la enfermedad.


3. ¿Cuáles son los cambios que ocurren en el cerebro cuando la enfermedad de Alzheimer se desarrolla?


Han pasado más de 100 años de la descripción de los hallazgos patológicos en los cerebros de pacientes con EA. La atrofia cerebral es el principal hallazgo y esta disminución del volumen cerebral, que en condiciones normales pesa alrededor de 1.5 kilos, está relacionada a la presencia de placas de amiloide que es una proteína anormal que infiltra el cerebro al igual que la redes neurofibrilares. Esta es la base de un padecimiento degenerativo y progresivo que involucra varias áreas del cerebro especialmente las relacionadas a la memoria, lenguaje, orientación visuoespacial y conducta.


4. ¿Qué hace a una persona más propensa a tener Alzheimer? ¿Existe alguna manera de identificar el posible riesgo de contraer Alzheimer en el futuro?


El envejecimiento del cerebro está directamente relacionado al paso de los años y a la presencia de factores de riesgo como Diabetes, Hipertensión Arterial , Hipercolesterolemia, Abuso de alcohol y de cigarrillos. La Depresión, el Trauma Encéfalo Craneano y la exposición a niveles altos de Aluminio también han sido relacionados a mayor riesgo para padecer Alzheimer. Después de los 65 años de edad el riesgo de padecer Demencia se dobla por cada 5 años adicionales de vida. La historia familiar es importante sobre todo para los casos de Alzheimer de inicio temprano. Actualmente es factible hacer un diagnóstico certero a través de la identificación de algunas mutaciones genéticas como es el caso de la presenilina 1 (PSNE1) y presenilina 2 (PSNE2) causantes de la la Enfermedad de Alzheimer de inicio precoz autosómica dominante. Las mutaciones APOE3 y 4 están relacionadas con la EA de inicio tardío que representa más del 90% de los casos.


5. Por último, quisiéramos saber ¿cuáles son los beneficios de un diagnóstico temprano?


Mantener el mayor tiempo posible la autonomía de los pacientes es el objetivo principal de un diagnóstico temprano, ¿temprano hace referencia a qué etapa del padecimiento? Hoy podemos diagnosticar las probabilidades de tener EA de inicio tardío o temprano si solicitamos paneles especializados para determinar las mutaciones ya mencionadas en la pregunta 4. Sabemos que las placas de amieloide se acumulan en el cerebro susceptible muchos años antes de que se inicien las manifestaciones clínicas. Al final de cuentas lo que sabemos es que podemos mantener más tiempo y con mejor calidad de vida a nuestros pacientes si eliminamos los factores de riesgo señalados en la pregunta 4. La conexión entre el cerebro sano y la salud vascular es muy estrecha.

El desarrollo social e intelectual van de la mano y finalmente una dieta sana y ejercicio constante pueden en etapas tempranas mejorar el pronóstico de los pacientes. Al momento los medicamentos utilizados en el tratamiento parecen tener utilidad en las etapas tempranas. Memantina, Donepecilo y Rivastigmina siguen siendo utilizados en la práctica diaria.




Muchas gracias Dr. Abad por su valiosa información que de seguro, ayudará a muchas familias que hoy en día luchan con esta enfermedad.



Más Artículos Revista Edición Noviembre