¿Qué es el Deterioro Cognitivo Leve?

03/22/2016

 

Es cierto que con el paso de los años nuestro cerebro, al igual que todos nuestros órganos, va sufriendo estragos… Estos estragos perjudican la velocidad con la que procesamos la información y generan olvidos esporádicos en la persona, los cuales pueden estar  ligados a un problema de atención. En efecto, la atención, al igual que otras facultades cognitivas tiende a reducirse con el paso de los años y es por ello que a los adultos mayores les cuesta más recordar determinadas cosas, tales como dónde dejaron un objeto, lo cual posiblemente recuerden más tarde. 

 

Cuando hablamos de envejecimiento, tal como se refirió previamente, es normal cierto deterioro en nuestra capacidad cognitiva… Sin embargo, si percibimos que nosotros o nuestro familiar tiene olvidos más frecuentes y conflictos para resolver situaciones que no tenía previamente y que no corresponden al nivel de desempeño de personas de su edad y de su nivel de escolarización es aconsejable acudir a un neurólogo que nos oriente, puesto que estas variaciones podrían corresponder a un Deterioro Cognitivo Leve (DCL).

 

El Deterioro Cognitivo Leve es un punto intermedio entre el envejecimiento normal y una demencia, es decir que existe ya un detrimento en las capacidades cognitivas de la persona, pero no llega al grado de una demencia, a esta condición se la reconoce como una patología y no corresponde a un proceso normal causado por la edad. Las personas que presentan este deterioro suelen tener quejas respecto a su pérdida de memoria o dificultades en otras áreas cognitivas como por ejemplo el lenguaje o la atención, no obstante, es aconsejable corroborar estas inquietudes con alguna persona cercana que tenga un criterio más objetivo sobre la situación y asimismo, realizar una evaluación neuropsicológica que nos otorgue una visión más específica de su condición.

 

Pese a que la pérdida de memoria es lo que predomina en el Deterioro Cognitivo Leve, no siempre es ésta la facultad que sufre un detrimento. Al DCL se lo ha categorizado de acuerdo a su sintomatología. El DCL amnésico es el subtipo más común, el cual se caracteriza por presentar alteraciones en la memoria. Es probable que la persona presente afectación únicamente en este aspecto o que además de tener problemas de memoria tenga afectaciones en otros dominios cognitivos como: atención, lenguaje, funciones ejecutivas o visoespaciales, que constituyen la capacidad de representar, examinar y maniobrar objetos mentalmente. Otro subtipo de DCL es el no amnésico, mismo que, como su nombre lo indica, no incluye dificultades en la memoria, sino en otro dominio cognitivo. En este caso es probable que la persona tenga dificultades en un solo dominio, como el lenguaje, por ejemplo, o que presente conflictos en varios dominios cognitivos.

 

Es importante destacar que quien tiene Deterioro Cognitivo Leve sigue siendo independiente y es capaz de realizar las actividades de la vida diaria de manera normal. Además, cabe mencionar, que quien presenta DCL no olvida su biografía, ni pierde sus conocimientos académicos, ni sus conocimientos generales; la información que no logra recordar es aquella que se le presenta en su día a día, como por ejemplo olvidar una cita, olvidar datos de películas que vio recientemente, olvidar dónde guardó algunos objetos, olvidar dar recados, entre otras.

 

Concluyendo esta breve descripción sobre el Deterioro Cognitivo Leve, es importante aclarar que el DCL puede degenerar en una demencia, pero esto no sucede en todos los casos. Para reducir las posibilidades de que el DCL se convierta en una demencia, es fundamental modificar ciertos hábitos que le permitirán a la persona tener una vida más sana y que harán que su cerebro se esfuerce más de lo que cotidianamente lo hacía. Algunas actividades aconsejables son las siguientes: hacer ejercicio físico de manera regular, comer alimentos con omega 3, lo cual podemos encontrar en la dieta mediterránea, dormir bien, son necesarias de 7 a 8 horas diarias, realizar ejercicios cognitivos como sopas de letras, crucigramas o leer, aprender cosas nuevas, como por ejemplo un idioma y finalmente socializar, salir de casa y relacionarse con otras personas, esto hará que nuestro cerebro se esfuerce más y se mantenga sano por mucho más tiempo.

 

 

Please reload

Featured Posts

Me muevo, para no sentarme en el olvido

October 11, 2016

1/8
Please reload

Recent Posts

June 28, 2015

June 28, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square