NOTICIAS

La reserva cognitiva, un escudo protector contra el Alzheimer

¿Cómo podemos proteger a nuestro cerebro contra la enfermedad de Alzheimer? Uno de los factores que nos ayudará a protegernos en caso de que se manifieste una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer es nuestro grado de reserva. Existen dos tipos de reserva, la reserva cerebral y la reserva cognitiva, ambas determinantes para tolerar mejor los efectos neurodegenerativos de la enfermedad de Alzheimer. La reserva cerebral corresponde a las aptitudes innatas biológicas de cada persona como el tamaño cerebral, la densidad sináptica, el número de neuronas, enfermedades hereditarias, entre otras. Las personas que posean un mayor tamaño cerebral, mayor densidad sináptica, etc., podrán tolerar